Skip to main content



Llevo 15 años trabajando en marketing online. Durante este tiempo he visto ir y venir muchas tendencias e innovaciones que, echando la vista atrás, no fueron más que divertidos asuntos pasajeros. Sin embargo, hay una conclusión que se mantiene: poco a poco, la mayoría de los usuarios de Internet se ha cansado de ver mensajes publicitarios llamativos pero sin fundamento.

Oliver Emmrich
Oliver Emmrich
CMO


Los contenido convincentes están más valorados que nunca y son la clave del éxito en el marketing. No obstante, el contenido de calidad solo se consigue si se tiene un buen plan y se sigue la estrategia correcta. Aquí me gustaría proporcionarte mis ideas más importantes para ayudarte a lo largo del camino.

Eso sí, ya te anticipo lo siguiente: los días en los que podías mejorar tu posición en los resultados de búsqueda con una página web de 300 palabras y una densidad de palabras clave del 2 al 3% se han quedado atrás. Los textos que a los usuarios no les gusta leer y que son de baja calidad ya no convencen tampoco a los motores de búsqueda. Lo más probable es que el keyword stuffing, es decir, introducir palabras clave en un texto de una forma que no es natural, tenga incluso un impacto negativo en tu página web, ya que Google lo penaliza. Tu objetivo debe ser crear contenido específico y auténtico que se adapte a tu negocio y tu nicho de mercado y que esté bien valorado tanto por tus lectores como por los motores de búsqueda.

Comencemos con lo básico para una estrategia de contenido exitosa…

¿Qué es exactamente una estrategia de marketing de contenidos? ¿Y realmente la necesito?


¡Contenido de alta calidad a bordo! Si creas contenido para tu página web, seguramente perseguirás ciertos objetivos, como despertar las emociones del lector y hacer que se interese en tu oferta, proporcionándole contenido valioso y fácil de entender. Puede que también quieras establecer una marca o fortalecer tu imagen. En última instancia, siempre querrás provocar una acción específica por parte del usuario. Para ello necesitas una estrategia bien pensada. Los buenos contenidos son la base. A menudo se habla por un lado de la estrategia de marketing de contenidos y, por otro lado, de la estrategia de contenidos. ¿Se trata de enfoques similares con el mismo propósito o tenemos que diferenciar entre ellos de forma más precisa? Empecemos diciendo que, sin duda, ambos conceptos van de la mano y que no siempre se usan de manera bien definida.

Veamos primero la definición de marketing de contenidos: A diferencia de la publicidad de productos convencional, este se centra en el usuario. Después de todo, él es el protagonista. Los compradores potenciales navegan constantemente a través de Internet, comparan ofertas interesantes y exigen contenidos convincentes. En este contexto, el contenido tiene una función muy clara: debe informar, asesorar, entretener y generar confianza. Por lo tanto, es importante que tu contenido transmita conocimiento y que cubra exactamente los temas que les preocupan a los lectores que podrían estar interesados en tus servicios o productos. Tu contenido no debe limitarse a transmitir conocimientos, sino también ser capaz de resolver los problemas de tus clientes potenciales y responder de antemano a posibles preguntas. Esta es la única forma de ganarse la confianza del usuario.

A la hora de crear contenido, se puede utilizar el término “holístico” o integral. Es importante centrarse en resolver estos problemas de manera integral y proporcionar al usuario información verdaderamente relevante. La singularidad del contenido también es esencial. Para no perderse entre el aluvión de contenido publicado en la red, es necesario afrontar el desafío de producir contenido interesante que aún no exista online.

Es decir:

el contenido debe estar en el centro de tu estrategia, ya que este sigue siendo el eje del marketing online efectivo, de la captación de nuevos clientes y de la retención de los existentes.

¿En qué consiste una buena estrategia?


Está claro, sin estrategia no hay éxito. Y sin contenido relevante no hay clientes satisfechos, ni visibilidad en los motores de búsqueda, ni tráfico y, por lo tanto, tampoco se generan leads.

Una estrategia profesional puede compararse con una ruta de navegación bien pensada. Al planificar una ruta, siempre se tiene en mente el puerto de destino. Hay que considerar cómo llegar a él, con qué barco, con cuánto combustible, con qué carga y a través de qué mar. Lo mismo ocurre en tu estrategia de marketing de contenidos. Tienes que determinar qué presupuesto, qué contenido, qué clientes y qué canal de publicación es el más adecuado para cumplir con tus objetivos. Si no cuentas con una estrategia, no puedes hacer mucho más que reaccionar a los avances actuales, muchos de los cuales no son más que tendencias de corta duración. De esta forma, probablemente te dirijas a los usuarios incorrectos y es posible que ni siquiera puedas medir lo que has logrado. Es decir, perderías el rumbo y navegarías hacia América, en lugar de atracar en un puerto de la India.

Como un gran conjunto dentro de una organización mayor, la estrategia de marketing de contenidos determina la planificación del contenido para grupos objetivos determinados y sienta las bases para estructuras específicas. Tu estrategia ha de guiarte en tu camino hacia el éxito, incluyendo la distribución y el análisis de resultados. Tu estrategia de marketing de contenidos es, en cada caso, situado delante de la estrategia de contenidos (es decir, la planificación concreta del contenido) y debe responder las siguientes preguntas:


  • ¿Qué quieres lograr con tu contenido?

  • ¿A quién quieres dirigirte con tu contenido?

  • ¿Cuándo y dónde quieres publicar tu contenido?

  • ¿Cuánto estás dispuesto a invertir en tu contenido?

  • ¿Cómo verificas la consecución de tus metas?

Si puedes responder a estas preguntas, ya tienes definida tu estrategia de marketing de contenidos.

La estrategia de contenidos consiste en establecer tu contenido como parte de tu estrategia general y no perderlo nunca de vista. Se trata de implementar medidas concretas y de crear contenido en determinados formatos.

La estrategia de contenidos es determinante para el éxito del marketing de contenidos y ha de responder a estas preguntas:

¿Qué problemas, preguntas y necesidades tienen mis clientes potenciales y qué contenido debo proporcionarles para satisfacer sus necesidades lo mejor posible?

Siguiendo con la metáfora de la navegación: el capitán se ocupa de la planificación y de manejar el barco correctamente para que la carga llegue al destino previsto.

Entender la intención del usuario: la clave para el éxito del marketing de contenidos


Tu estrategia siempre está estrechamente vinculada a las siguientes preguntas: ¿A dónde se dirigen los clientes potenciales y dónde buscan consejo? ¿Cuándo necesita el usuario qué información? ¿Qué estaciones y puntos de contacto con mi marca hay a lo largo del a menudo muy complejo customer journey? ¿Cómo puedo identificar los problemas del usuario?

Esto es un hecho: quieres crear una experiencia excepcional para el cliente y proporcionar a los usuarios información útil durante todo el proceso (de compra) para que su viaje conduzca finalmente a una decisión de compra. Para hacer esto, debes ponerte en el lugar de los usuarios y pensar cómo perciben tus servicios antes, durante y después de la compra, qué canales de comunicación utilizan y qué puntos de contacto con los clientes ofrecen los departamentos individuales o qué actores tienen una influencia directa en la satisfacción del cliente. Para este propósito, se deben crear contenidos que resuelvan todos los posibles problemas del usuario desde el momento en que surge el interés en cada etapa individual para, en última instancia, conducir a una decisión de compra.

Por supuesto, para reconocer los puntos de contacto y elegir los formatos adecuados necesitas saber quiénes son tus clientes potenciales. La intención del usuario es la visión decisiva para ti y tu estrategia.

Es decir:

intercepta al cliente en su itinerario y ofrécele exactamente lo que necesita, por supuesto, mejor que la competencia.


Ten en cuenta que tu estrategia tiene que girar en torno a tus clientes (potenciales) y que, por lo tanto, lo primero que debes hacer es siempre un análisis del público objetivo. Para poder utilizar las medidas apropiadas para el grupo objetivo en los canales de comunicación adecuados, debes saber quiénes son tus clientes potenciales y cuáles son sus problemas y necesidades. Una forma bien establecida para comprender mejor a tus clientes es el enfoque buyer/content persona, que consiste en establecer perfiles de compradores y contenidos. Si creas perfiles de compradores y contenidos, esto será un buen punto de partida para todos los pasos posteriores de tu estrategia de contenidos. Las personas representan a tu grupo objetivo con sus necesidades específicas y responden a las siguientes preguntas: ¿qué influye en la decisión de compra de mis clientes y con qué contenidos puedo dirigirme a ellos? En este artículo explicamos cómo ajustar la definición de tu grupo objetivo mediante el enfoque buyer persona: Marketing de contenidos en base a personas

Ofrezca una amplia gama de contenidos


Las personas, especialmente los nativos digitales, navegan por Internet en busca de información innovadora antes de realizar compras y tomar todo tipo de decisiones. Por lo tanto, para que una página web tenga éxito ha de contar con contenido digital convincente y también es muy importante combinarlo con valoraciones y comentarios positivos en otras redes fiables.

Para cubrir todas las facetas y necesidades del ciclo de información, debes dirigirte a tus clientes (potenciales) con diferentes formatos de contenido a lo largo del customer journey. En este momento, los formatos de contenido más populares son los artículos clásicos, como las publicaciones en blogs, las notas de prensa, los boletines informativos, las infografías, los libros electrónicos, los libros blancos (white papers), y los análisis de casos, y el contenido multimedia, como los seminarios web y los vídeos de imágenes o tutoriales.
 

Lista de formatos de contenido

 

InstruccionesElaboración de contenidoLibros blancos (white papers)
Libros electrónicos (e-books)PlantillasResúmenes de libros
RecursosPreguntas frecuentes (FAQ)Valoraciones
GuíasCollages de fotosInfografías
FotosMapas mentalesNoticias de la empresa
Herramientas / AppsComentariosGráficos / Diagramas
VídeosDibujos animados / IlustracionesPresentaciones de diapositivas
Promociones de regalosTestsSeminarios webs
Tablones de notasContenidos “Detrás del telón”Comunicados de prensa
ListasContenidos generados por los usuarios (UGC)Juegos online
Análisis de casosVlogsBoletín electrónicos (newsletters)
EncuestasRevisiones de herramientasCitas
Sesiones de preguntas y respuestas (Q&A)PodcastsDiccionarios
InvestigacionesEntrevistasPronósticos
MemesCronologías
Hand mit Glühbirne
Es decir:

decida en qué tipo de contenido deseas invertir en el futuro y cuál es la mejor forma de dirigirte a tu grupo de clientes.

¿Por qué es tan importante la estrategia de marketing de contenidos?


Al planificar y definir por completo tu estrategia de marketing de contenidos, también te ocupas de tu estrategia de contenidos y te aseguras de que todas las medidas estén enfocadas a cumplir tus objetivos. Solo aquellos que planean cuidadosamente y con antelación podrán determinar posteriormente si las medidas cumplen con el propósito deseado y, por lo tanto, si las inversiones han dado sus frutos. Esta transparencia te proporciona seguridad y te protege contra maniobras innecesarias a corto plazo. Eso sí, ¡se paciente con tu estrategia! A menudo, los resultados deseados no se logran inmediatamente, sino que hay que dejar pasar cierto tiempo hasta observar los efectos deseados. No sería extraño si el éxito de tu marketing de contenidos tardase muchos meses, a veces incluso años. Ten siempre en cuenta la velocidad y la posición del ranking, tu situación competitiva, así como los procesos de información y los ciclos de decisión de compra de tus clientes.

¿Qué contenido funciona en mi estrategia?


Una forma efectiva para planificar tu contenido es analizar las publicaciones anteriores y ver si te ayudaron a lograr tus objetivos. Otro enfoque sería buscar las lagunas de contenido. A continuación, te presento una breve guía y consejos sobre cómo obtener los resultados deseados rápidamente.

 

1

Haz un inventario

 

Tras echar un vistazo a los posibles formatos, da un paso atrás para examinar más de cerca el contenido que ya has publicado. Enumera todos los contenidos de tu página web y trata de ordenarlos por temas. Luego analiza cuáles funcionan bien y cuáles no. Sin duda, en este momento encontrarás muchos contenidos con potencial de optimización. Es importante que prestes atención a los objetivos y las dimensiones de este examen completo y que establezcas criterios de evaluación precisos que sirvan como referencia. Solo así podrás pensar en cómo clasificar y evaluar tus ideas y valorar si una publicación fue lo suficientemente exitosa como para utilizarla como base para futuros planes.

Entre otros, puedes establecer estos objetivos para tu contenido:


  • Más clientes potenciales (leads)

  • Una mayor tasa de conversión

  • Mucho tráfico

  • Muchos comentarios positivos

  • Shares / Me gusta

  • Alto tiempo de permanencia en la página

  • Baja tasa de rebote

Siempre es útil realizar un análisis cuantitativo y cualitativo del contenido existente, especialmente si tu página está en transición, ya sea debido a un relanzamiento, a nuevos productos o a una reorientación de tu marca. También es necesario analizar tu rendimiento en el área del SEO si no lo tienes claro, si has observado que tu ranking está empeorando o si tu contenido simplemente no aparece en los resultados de búsqueda. En principio, esto suena como una tarea tediosa que requiere mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, a partir de lo que se conoce como una auditoría de contenido podrás obtener datos muy valiosos para tu planificación estratégica. Por un lado, puedes revisar tu contenido, actualizarlo o eliminar lo que ya no esté al día. Por otro, también puedes combinar temas individuales para crear una pieza de contenido más completa. Revisa tus publicaciones anteriores de acuerdo con tus objetivos y usa los conocimientos adquiridos para hacer planes de futuro.

 

2

Encuentra tus unicornios

Encuentra el contenido ideal

 

Nos unimos a Larry Kim, fundador de WordStream, el software de marketing de PPC más grande del mundo, y recomendamos lo siguiente: examina tu panorama de contenido, que en la mayoría de las páginas web se compone de contenido inutilizable, y busca los verdaderos “unicornios”. Estos son los artículos que provocan las reacciones deseadas entre los usuarios y que logran buenas posiciones en los resultados de búsqueda.

Puedes identificar tu contenido “unicornio” usando Google Analytics, Mention, Google Trends, Google Alerts, Talkwalker Alerts, Google Search Console y tus estadísticas de redes sociales, ya sea obteniéndolas directamente de cada una de ellas o a través de herramientas como Hootsuite o Falcon.

Es decir:

crea más de lo que funciona bien e identifica qué deberías hacer mejor en el futuro.


Vale la pena promocionar más los buenos contenidos. También puedes usarlos como plantilla para nuevos contenidos y áreas temáticas. Además, puedes hacer un análisis de tus lagunas de contenido para averiguar qué temas de actualidad para tus usuarios aún no has cubierto y por qué no apareces en los rankings de ciertos temas.

Analiza de manera crítica cada etapa de tu ciclo de compra para comprobar si tus usuarios tienen toda la información que necesitan para tomar decisiones de compra. Trata de ponerte en el lugar de tus clientes y piensa qué preguntas tienen y qué información necesitan.

Las siguientes herramientas te ayudarán con tu búsqueda de temas:


  • Buzzsumo

  • Google Trends

  • Ubersuggest

  • Site Search en Google Analytics

Una buena investigación de temas unida a un análisis detallado de palabras clave y de competencia constituye una base prometedora para tu contenido. Si sabes lo que buscan tus clientes y, a poder ser, cómo se posiciona tu competencia, podrás actuar en consecuencia en tu planificación. Como veremos más adelante, al planear los temas también es posible que descubras un potencial no reconocido y que seas capaz de ver a simple vista temas que aún no has cubierto.

 

3

Fortalece tu imagen de experto

 

Los galeristas recopilan y exponen las obras adecuadas, y tú puedes hacer lo mismo con tus artículos sobre un tema específico para así ofrecer orientación a los usuarios entre el aluvión de contenidos disponibles online. Este enfoque se llama curación de contenido y puede ayudar a afianzarte como un pionero en tu campo. Si el lector te percibe como un experto, aumentará su confianza en tu producto, negocio, servicio u oferta, y esto sentará la base para un marketing de contenidos exitoso.

Para tener siempre como meta la máxima calidad y consolidar tu imagen de experto, lo es mejor analizar periódicamente tu cartera de contenido para obtener datos específicos, como visitantes o conversiones.

Nada es en vano: por qué el SEO y el contenido cuestan dinero


Las cosas buenas llevan su tiempo. Por supuesto, lo mismo ocurre hasta que se pueden ver las mejoras en el alcance y los rankings, las cuales se traducen en más conversiones y, finalmente, en más ventas. Si tus primeros intentos ya están dando sus frutos, puedes aprovechar estos éxitos como evidencia para dedicarle más presupuesto al marketing de contenidos. Al fin y al cabo, el marketing de contenidos es una inversión que se amortiza a largo plazo, así que trátalo como tal. Si una página logra un ranking superior en los resultados de búsqueda, es muy posible que genere nuevos clientes en los próximos años.

No obstante, esto requiere recursos, tanto en términos de tiempo como de dinero. Un dato interesante: las empresas exitosas invierten cada vez más en la creación de contenidos, y se gastan más dinero en ella que en otras áreas como la distribución de contenido, también conocida como content seeding. En general, los presupuestos dedicados al marketing online crecen continuamente, especialmente el gasto en marketing de contenidos. Según la Deutschen Marketing Verband (Asociación de Marketing de Alemania), dos de cada tres empresas desean ampliar aún más sus actividades de marketing de contenidos en el futuro. Por lo tanto, parece que vale la pena tomar las medidas adecuadas para la optimización para motores de búsqueda, así como para la creación de contenidos relevantes y de alta calidad. Está claro que el contenido sigue siendo el rey. El contenido que proporciones en tu página debe ser “real”, para así satisfacer tanto a los clientes potenciales como a los motores de búsqueda. En resumidas cuentas, ningún texto online funciona sin SEO y el SEO no funciona sin textos.

En el mejor de los casos, crearás exactamente el contenido que necesita tu público objetivo, incluso aunque ellos aún no se hayan dado cuenta de que les hace falta.

Palabras clave – Keywords


Sin una búsqueda de palabras clave minuciosa, estás en la cuerda floja. Al principio adelantaba que, hoy en día, los motores de búsqueda son inteligentes. Reconocen si el contenido es fácil de leer y puede evaluar con mucha precisión la calidad de una página, sin obstinarse únicamente en las palabras clave individuales. Esto es así.

Sin embargo, una búsqueda de palabras clave inicial sigue siendo decisiva para comprender a los usuarios y sus búsquedas. Esta te informa sobre sus necesidades de información y acción, también te da una idea sobre la potencial de alcance y constituye la base para la creación de tu contenido.

Encontrar palabras clave

 

Por lo tanto, te aconsejo que sigas estos consejos básicos de SEO:


  • Al iniciar una búsqueda de palabras clave, podrás poner en marcha tus ideas y averiguar qué cuestiones son importantes para tus usuarios. Herramientas como Searchmetrics, Google Analytics o Google Search Console pueden ayudarte a visualizar las necesidades y consultas de los usuarios.

  • Cuestiona la intención de tus palabras clave y elige aquellas con un volumen de búsqueda aceptable y una competencia no demasiado fuerte.

  • Observa las palabras clave y el contenido con el que tu competencia figura en los rankings de resultados.

  • Piensa cuáles son los temas que podrían interesar a tus clientes a partir de las palabras clave.

  • Registra y estructura las palabras clave y planifica contenidos que satisfagan las necesidades de tus clientes, resuelvan sus problemas y proporcionen un valor real.

  • Aunque la densidad de palabras clave esté obsoleta, sigue siendo esencial que emplees las palabras clave más importantes cuidadosamente en tu texto. Presta atención al contenido en todo momento y, si es posible, utiliza sinónimos. ¡Evita un uso excesivo de las palabras clave!

  • Incluye la palabra clave principal en tu URL, en la meta descripción y en los encabezados H1 y H2.

  • Recuerda tus antecedentes, palabra clave White Hat SEO y ten en cuenta que el contenido único tiene la máxima prioridad en los motores de búsqueda.

  • Enlaza tus páginas entre sí de manera significativa y establece enlaces internos valiosos para fomentar el poder de posicionamiento al completo.

  • Comprueba tus objetivos de contenido. Por ejemplo, haz un seguimiento de tus conversiones para asegurarte de que tu contenido y tus palabras clave están funcionando bien.


Herramientas SEO


Comprueba el rendimiento de tu página web utilizando las siguientes herramientas de SEO:

  • Google Analytics

  • Google Search Console

  • Google Pagespeed Insights

  • SEMrush

  • ahrefs

  • Searchmetrics

Redactores


Los buenos textos SEO te brindan un mayor repercusión y visibilidad, y por supuesto tienen un efecto positivo en tu reputación en Internet. Crear este tipo de textos y redactarlos de forma que despierten la atención del lector y establezcan una conexión emocional es un arte en sí mismo. Muchas empresas carecen de la experiencia adecuada o simplemente del tiempo necesario. Además, los profesionales de marketing online no necesariamente tienen que ser expertos en escritura. Si cuentas con el apoyo de redactores con experiencia, puedes resolver este problema fácilmente y confiar en que obtendrás buenos rendimientos de SEO.

Con un buen plan ya estás a medio camino: tu plan editorial


Una buena planificación de contenido desemboca en un plan editorial. El plan editorial define cuando se publican qué contenidos y visualiza la planificación del contenido de forma temporal. Esto no solo te ayuda a llevar un seguimiento con el fin de publicar contenidos específicos de acuerdo con eventos y horarios importantes, sino que también es una estupenda herramienta de motivación que te ayudará a mantener un buen ritmo de publicación y ser fiel constantemente a tu estrategia de contenidos.

Cumple con los plazos y proporciona contenidos a los lectores con regularidad


Para tener éxito con el marketing de contenidos, debes gestionarlo al igual que hacen los periodistas de una oficina editorial. El plan editorial ha de ser una herramienta indispensable para todos los que estén involucrados en la creación de contenido. Hacer planes a largo plazo te ayudará a realizar un trabajo estructurado y prometedor, incluso cuando se trata de la planificación de los recursos y el presupuesto de los autores: ¿quién crea qué artículo y cuándo? Esto ha de ser la regla en tu plan editorial.

También te ayuda a mantener el ritmo y a obtener nuevos temas e ideas a partir de las tareas ya planificadas.

Para aprovechar al máximo tu contenido, hazte la misma pregunta que al desarrollar tu estrategia: ¿a quién quiero dirigirme con él? De esta forma nunca perderás de vista al público objetivo para el que estás creando contenido.

En planes editoriales eficientes no pueden faltar los siguientes puntos:


  • Fecha programada para la publicación

  • Público objetivo / Persona al que se dirige

  • Formato del contenido

  • Palabras clave

  • Call to Action (CTA) a diferentes landing pages o descargas

  • Una columna separada, o incluso un documento independiente, para la investigación (lluvia de ideas, ejemplos, fuentes)

Además, un plan editorial limpio y detallado puede ser de gran ayuda para monitorizar el progreso y el potencial de mejora de tu campaña y para evaluar el éxito de tu estrategia. Eso sí, tu plan también debe dejar espacio para acciones espontáneas. Después de todo, también es importante que puedas responder a las nuevas tendencias y problemas, así como a los cambios del mercado y los ajustes legales.

La creación de contenidos o: ¿cómo creo el contenido correcto para obtener más leads y más clientes?


Seguramente conoces demasiado bien la siguiente situación: tras horas sufriendo el bloqueo del escritor, por fin logras terminar tu trabajo a duras penas. Para tu decepción, el artículo no se difunde como un rayo, sino que desafortunadamente solo les interesa a unos pocos usuarios. Al respecto solo puedo decir que, definitivamente, vale la pena invertir en buenos textos. De hecho, nunca llegarás a tu destino sin buenos textos. Ellos son el motor o las velas de tu barco.

Al igual que planeas tu plan editorial a largo plazo, con buenas publicaciones también cosecharás éxitos a largo plazo. En lugar de invertir en costosas medidas a corto plazo que te traerán nuevos clientes e impulsarán la generación de ingresos y leads durante un breve período de tiempo, deberías gastar más dinero en la creación de contenidos valiosos que generarán leads y beneficios por mucho tiempo. ¡Crea contenido de la más alta calidad en diferentes formatos y acompaña al usuario en todas las etapas de su viaje!

Por supuesto, depende de ti si puedes aprovechar recursos internos, contratar a un redactor, confiar en los servicios de una agencia o encontrar al profesional independiente adecuado, por ejemplo, a través de una plataforma de textos online.

Si operas a nivel internacional, es importante recordar la importancia de proporcionar a los usuarios información en su propio idioma y de localizar el contenido en consecuencia. Esto solo se puede garantizar con contenido creado por hablantes nativos y con traducciones profesionales. Puedes usar las prácticas etiquetas hreflang para indicar a los motores de búsqueda que tu página es multilingüe y que el contenido en cada idioma no se trata de contenido duplicado.

El contenido y las imágenes van de la mano


Cualquier mensaje, incluso en el contexto más complejo, se puede transmitir mejor con una buena combinación de texto e imagen. Los textos “desiertos” tienden a disuadir a los lectores, así que no es coincidencia que las infografías sean cada vez más populares: con ellas se puede presentar la información visualmente. El texto y la imagen se enriquecen mutuamente. Si añades buenos elementos visuales a tu contenido, tienes por seguro que tu contenido tendrá más repercusión y recibirá más atención. A fin de cuentas, está comprobado que, en los canales de redes sociales, el contenido con imágenes se comparte dos veces más que los textos individuales.

Esto quiere decir: para que una web tenga éxito, los textos llamativos han de estar acompañados por un diseño igualmente llamativo.

Dales cara y color a los artículos de tu blog


Añadirles imágenes significativas a tus artículos es sencillo. Es cierto que no todas las empresas pueden contar con un diseñador gráfico o un fotógrafo interno. Afortunadamente, en Internet hay algunas herramientas de diseño y bases de datos de imágenes que permiten realizar descargas gratuitas, como:


Content Seeding: preséntale el contenido a tu público de manera inteligente


Por supuesto, antes de poder cosechar las recompensas, debes sembrar tu contenido. Solo puedes ganar atención y confianza como empresa cuando el contenido relevante llega a tu público objetivo. No puedes limitarte a publicar contenido en tu web y esperar que los usuarios lleguen a él por su cuenta, sino que también tienes que compartirlo en tus redes sociales, cuyas publicaciones te ayudarán a difundirlo. A menudo, para que Google indexe y clasifique adecuadamente tu página, tu contenido también requerirá una promoción como primer impulso. Aprovecha los canales que usas para promocionar el contenido que acabas de crear. Esto también debería suceder de una manera estratégica. Al igual que para la creación de contenido, debes planificar tiempo suficiente para la promoción.

Para promocionar tu contenido puedes utilizar los siguientes canales:


  • Redes sociales y foros

  • Boletines de noticias (newsletters) propios o de terceros

  • Portales de vídeo, como YouTube

  • Publicidad en buscadores (SEA)

  • Publicidad nativa con herramientas de pago, como Plista, Outbrain o Taboola

Además, es especialmente eficiente si, además de utilizar tus propios canales, incorporas también multiplicadores influyentes. Estos influencers, que pueden ser, por ejemplo, bloggers populares o vendedores online, utilizarán a su vez sus plataformas y redes para difundir tu contenido. Se trata de encontrar multiplicadores que estén dispuestos a compartir tu contenido para informar o entretener a sus usuarios y que resalten los beneficios de tu oferta frente a la competencia con éxito.

En este contexto, debe evitarse en todo momento el spam y buscar la difusión exclusivamente pagada. Lo ideal es un balance de owned media (canales propios) y paid media (publicidad pagada). En última instancia, aquí también es importante la calidad del contenido.

Es decir:

después de la creación, es el turno de la distribución: ¡da el pistoletazo de salida con el content seeding! De hecho, el content seeding puede ayudarte a contactar con nuevos grupos objetivos, a ampliar tu repercusión y a mejorar tu rendimiento de SEO gracias a los backlinks.

Monitorización del contenido y control del éxito: el ciclo comienza desde el principio


Tu estrategia de contenidos funciona si tu contenido abre los ojos de tus usuarios y aborda temas únicos que no existían antes.

El caso ideal: el usuario busca solución a un problema a través de un motor de búsqueda, llega a tu página, tu oferta le convence y efectúa una conversión, se vincula a tu marca, se hace fan de tu servicio y proporciona una valoración positiva.

¿Objetivo cumplido? ¡No del todo! Primero debes comprobar si tus esfuerzos han dado realmente sus frutos: ¿Has alcanzado tus metas? ¿Cómo han percibido tus usuarios el contenido? ¡Examina los formatos y canales individuales y ten siempre en mente tus objetivos y datos clave!

¿Has encontrado algún punto débil? Si es así, vuelve a reflexionar acerca de cada paso de tu estrategia y piensa dónde puede estar y a qué puede deberse. Para ello, aprovecha de nuevo las herramientas de análisis probadas como Google Analytics o Google Search Console. No importa cómo de bien haya funcionado tu contenido y cómo de satisfecho estés con el resultado de tu estrategia: se trata de un proceso circular. Se abren nuevos potenciales de optimización y procesos de aprendizaje constantemente.

Mi conclusión para ti


Espero que esta guía te pueda servir como referencia. Para configurar una hoja de ruta que funcione correctamente, que te ayude a realizar un seguimiento de tus objetivos de marketing de contenidos a largo plazo y a alcanzarlos gradualmente es indispensable contar con una buena estrategia. Cuando revisas impaciente tu ranking de Google, siempre debes tener en cuenta una cosa: el SEO lleva tiempo. A menudo pasan meses hasta que empiezas a observar los resultados del SEO.


A fin de cuentas, el contenido de calidad siempre logra complacer por igual a tus clientes potenciales y a los motores de búsqueda. Si no dispones de las habilidades de escritura necesarias o del tiempo suficiente, debes buscar un autor adecuado para tu negocio.

Managed-Service

¿Quieres externalizar proyectos de contenido completos y recibir contenidos de calidad? ¿Te interesan otros servicios de contenido como la administración los los contenidos para tus blogs? Conoce nuestro Managed-Service y saca el mayor partido posible a nuestro paquete All Inclusive.

Solicitar presupuesto sin compromiso

Self-Service

¿Necesitas contenido adaptado a los tiempos que corren? Con el Self-Service puedes pedir tú mismo el texto que desees de una manera rápida y sencilla. Ofrecemos las mejores condiciones.

Registrarse ahora gratis

Autores

Miles de autores ganan dinero con sus textos a través de la empresa líder de contenidos. Tú mismo decides cuándo y cuánto escribir y así asegurarte unos ingresos flexibles. Descubre cómo ganar dinero escribiendo.

Registrarse ahora gratis