Skip to main content

10 razones por las que tu contenido no termina de despuntar (I)

El marketing de contenidos no consiste solo en ofrecer entradas de blogs más o menos entretenidas. Si cuidas tus contenidos, no solo conseguirás aumentar el interés de tus lectores, también verás incrementar tus beneficios. Y es que todo siempre se puede mejorar, ya se trate de imágenes, gráficos, vídeos o texto. Iniciamos a continuación esta serie de entradas en las que te daremos algunas pistas para que descubras por qué tus últimos intentos no han resultado como para echar cohetes:

10. Tu contenido es demasiado promocional

Puede parecerte una idea genial –y muy original– eso de centrarte exclusivamente en tu empresa a la hora de ofrecer tu contenido. En cambio, es probable que a tus clientes no les parezca tan interesante ni tan único. Y a tus clientes potenciales, ¡muchísimo menos! Recuerda que el marketing de contenidos no es lo mismo que la publicidad.

El objetivo principal de tu contenido es hacer visible a tu empresa. Con una mayor visibilidad, lograrás un mayor interés por tu empresa, más tráfico y, finalmente, más ingresos. Para que este camino llegue a buen puerto, hay que meterse en la cabeza del cliente. Asegúrate de que ves lo mismo que tus clientes ven y utilízalo para redirigir tu estrategia.

En lugar de concentrarte exclusivamente en tu empresa o en los productos que quieres vender, trata de encontrar soluciones para tu público en concreto. No te limites a presentar tu producto: asegúrate de que tus clientes se dan cuenta de lo necesario que es tu producto para ellos, pero hazlo de forma sutil. Por ejemplo, en lugar de publicitar herramientas para el bricolaje, crea una guía práctica para realizar trabajos domésticos sencillos. Recuerda que al presentar información útil y relevante, estás demostrando tu experiencia y promocionando tu propia empresa al mismo tiempo como un verdadero experto.

9. Publicas muy poco

Una investigación llevada a cabo por HubSpot reveló que publicar más frecuentemente genera más clientes. El número ideal de publicaciones de entradas de blog depende en gran medida del tamaño de la empresa y del sector industrial. Basándose en las respuestas de 13 500 participantes, se concluyó que seis entradas de blog al mes conllevan un crecimiento significativo de los clientes potenciales.

Sin embargo, conviene que tengas en cuenta que este aumento del tráfico y de los clientes potenciales no llegará de la noche a la mañana. Y es que se necesita cierto grado de continuidad. Como regla general, tendrás que publicar contenido de forma regular durante un período de tres a seis meses para que puedas valorar de manera exacta el éxito real de esta estrategia.

La cantidad de contenido que publiques depende de tus objetivos, la naturaleza del contenido que quieras mostrar, así como de los canales que utilices para publicar y publicitar tu trabajo. Las plataformas de medios sociales, por ejemplo, se prestan a publicaciones frecuentes. Sin embargo, los comunicados de prensa solo se deberían publicar cuando tienes noticias súper relevantes para compartir. Para asegurarte de que consigues la tasa de publicación adecuada, es útil crear un calendario de contenido.

8. Utilizas la estrategia equivocada

El marketing de contenidos es un sector en el que no hay cabida para el clásico método ensayo-error ni para la improvisación. Antes de empezar a publicar, asegúrate de que dispones de una estrategia, es decir, establece los objetivos que deseas alcanzar con tu contenido y márcate unos pasos para conseguirlos. Comprobar cuán lejos estás de alcanzar tus objetivos, te ayudará a adaptar tu estrategia.

7. No aprendes de tu contenido

Lo que nos lleva al siguiente punto… Los vendedores de contenido prueban, analizan y optimizan su trabajo. El monitoreo regular de tu contenido con herramientas como Google Analytics te dará una idea más amplia acerca de quién está leyendo tu contenido y dónde supo de ti. La tasa de rebote es un buen indicador del tiempo que los usuarios le dedican a tu contenido. Dependiendo del tipo de contenido, también puedes utilizar estadísticas sobre las descargas, el número de suscripciones al boletín informativo o el número de comentarios, así como el KPI.

No te olvides del nicho cubierto por las redes sociales: ¿qué están comentando tus usuarios sobre tu empresa o tus productos?, ¿qué dicen sobre la competencia? Utiliza estos datos para redirigir tu estrategia.

Y hasta aquí llega nuestra primera tanda de consejos para relanzar tu contenido. En nuestra próxima entrega, te mostraremos cómo los aspectos técnicos y de distribución pueden estar provocando que tu contenido no destaque lo suficiente.


Publicaciones similares


Ningún artículo disponible


¿Tienes una pregunta o una opinión sobre el artículo? ¡Compártelo!

Tu dirección E-Mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Managed-Service

¿Quieres externalizar proyectos de contenido completos y recibir contenidos de calidad? ¿Te interesan otros servicios de contenido como la administración los los contenidos para tus blogs? Conoce nuestro Managed-Service y saca el mayor partido posible a nuestro paquete All Inclusive.

Solicitar presupuesto sin compromiso

Self-Service

¿Necesitas contenido adaptado a los tiempos que corren? Con el Self-Service puedes pedir tú mismo el texto que desees de una manera rápida y sencilla. Ofrecemos las mejores condiciones.

Registrarse ahora gratis

Autores

Miles de autores ganan dinero con sus textos a través de la empresa líder de contenidos. Tú mismo decides cuándo y cuánto escribir y así asegurarte unos ingresos flexibles. Descubre cómo ganar dinero escribiendo.

Registrarse ahora gratis