Skip to main content

Errores SEO más comunes

Con la aparición de Google a mediados de la década de los 90, el marketing digital cambió para siempre. Sí, ya existían buscadores antes del nacimiento del Gigante (como Yahoo, Lycos o Altavista), pero la criatura de Page y Brin marcó, y sigue marcando, el ritmo de las búsquedas en el ciberespacio. Internet y los buscadores son uña y carne, por eso es tan importante valorar la optimización de búsquedas y saber cómo hacer un buen SEO.

Se dice que, si no apareces en las SERPs de Google, no existes. Ciertamente, si no te posicionas bien, nadie va a encontrar tu negocio o tu página web. Estar entre los primeros resultados de búsquedas en Google requiere un trabajo de SEO eficaz, y eso significa hacer las cosas bien y no hacerlas mal. Evitar errores SEO es importantísimo si quieres generar tráfico para tu web, aumentar los beneficios de tu negocio o incrementar las ventas. Veamos qué errores de SEO son los más típicos.

Errores SEO más comunes: contenido

El fin último del SEO es ayudar no solo a los usuarios a encontrar lo que buscan, sino también a los motores de búsqueda a mostrar los mejores resultados, los más útiles. Hablamos siempre de resultados orgánicos, por supuesto; la cuestión del posicionamiento pagado es otra historia. En este sentido, a la hora de evitar errores SEO, es necesario pensar en ambas variables. Pero vayamos a los errores SEO más comunes, y que deberías evitar para llegar a tu público objetivo.

No uses mal las palabras clave

Las keywords son fundamentales para hacer buen SEO. Su importancia en la generación de contenido puede llegar a infravalorarse de tal forma que impacte negativamente en el SEO. Subestimar la relevancia de las palabras clave es uno de los principales errores SEO a evitar. ¿Qué deberías hacer para solventarlo? Lo ideal es realizar una investigación profunda para identificar las keywords, principalmente para entender qué está buscando nuestra audiencia. Herramientas como Google Keyword Planner pueden ayudarte a dar los primeros pasos en esta dirección.

También existen herramientas de pago o, directamente, puedes encargar textos SEO y contratar servicios de marketing para la creación de contenidos, como los que ofrecemos en Textbroker. Externalizando la generación de contenidos, no solo mejorará la calidad del SEO, sino que te evitará quebraderos de cabeza cuando cometas más errores relacionados con las palabras clave. Por ejemplo, puedes llegar a pensar que es eficaz repetir en tu contenido las keywords más relevantes hasta la saciedad. Pues no; de hecho, abusar de las keywords es otro de los errores SEO más habituales.

Usar la misma palabra clave en todos los textos, además con una densidad cansina, no ayuda a los buscadores a hacer su trabajo. Es más, los vuelve locos, de tal forma que deciden que esa keyword, por muy importante que sea, no es relevante. En el mundo del marketing, a esta práctica se la conoce como canibalización SEO, y la puedes evitar de una forma bastante sencilla: no abuses de las palabras claves y usa una keyword relevante para cada contenido.

No dupliques contenido

A veces la tentación de copiar un contenido que funciona en otra web es tan intensa que muchos marketeros se dicen que no pasa nada si lo toman prestado. No, además de ser una práctica poco ética, el copia-pega no funciona si quieres hacer buen SEO. Google detesta encontrarse el mismo contenido en diferentes páginas (incluso en la misma web), llegando a penalizar duramente los sitios que duplican contenido. El problema con la cuestión de la duplicación de contenido es que a veces es muy sutil y no sabemos que estamos cometiendo un error SEO.

¿Se puede duplicar contenido sin saberlo? Sí. Puede que no hayas plagiado nada de otra web, pero a lo mejor tu sitio contiene dos páginas similares, como la página de inicio con y sin la “triple w”. En este caso, la solución es rápida: elige una de las dos y elimina la otra. Hablando de duplicación de contenido, no está de más que revises periódicamente lo que publicas, no solo el contenido en sí, sino las categorías y etiquetas. Si usas demasiadas, puede que se generen páginas con el mismo contenido sin que lo sepas.

Errores SEO más comunes: enlaces externos e internos

Dentro de la optimización para motores de búsqueda nos encontramos muchas técnicas relacionadas con los links. Seguramente, habrás oído hablar del link building y de sus ventajas a la hora de posicionar tu web en Google y otros buscadores. Se trata de un tema extenso que deberías investigar, pero antes echa un vistazo a los errores SEO más comunes cuando hablamos de enlaces externos (los que dirigen a tu web desde otros sitios) y enlaces internos (los que ayudan al usuario a navegar por tu sitio).

Usa bien los links externos

Una de las variables que Google valora cuando muestra resultados a sus usuarios es la calidad y la autoridad del contenido. Los links externos tienen mucho que ver con este punto, ya que a mayor número de referencias en otras webs, más importancia le dan las arañitas del Gigante. Evidentemente, los sitios donde te enlacen deben ser de calidad, estar bien posicionados y disfrutar de una autoridad en la materia. Es decir, es preferible no enlazar con webs cuya reputación o calidad no está clara.

Por otro lado, tampoco es bueno para el posicionamiento de tu página web que no tengas enlaces externos. Esto podría hacerte pensar que cualquier cosa vale para conseguir estos links externos y posicionarte en las SERPs de Google, pero no es así. La única forma de hacer link building en condiciones es trabajando duro: creando un sitio digno de ser visitado, colaborando con otras webs que compartan tus mismos objetivos, comentando como invitado en blogs, etc. Comprar links o caer en otras prácticas similares es un error SEO de los gordos.

Revisa y usa links internos

Mantener la salud de tus enlaces internos es igual de importante que vigilar la naturaleza de tus enlaces externos. Los links internos dirigen a otros espacios de tu sitio, por lo que pueden ser una vía para facilitar la navegación a tus usuarios o una tortura que les dificulte ir de un lado a otro en tu web. Obviamente, quieres que ocurra lo segundo. Entonces, no cometas el típico error SEO de pasar de los enlaces rotos que no llevan a ningún lugar o de esos links antiguos sin nada de interés.

Cuidar de tus links internos es cuidar del tráfico, del tiempo de permanencia en tu sitio, de evitar las odiosas páginas de error… En definitiva, no pases de los enlaces internos si quieres mejorar tu posicionamiento en los resultados de búsqueda. Los enlaces internos también son importantes en la generación de contenidos, así que no te olvides de incrustar links internos en tus contenidos, siempre y cuando dirijan a publicaciones relacionadas con el tema y que aporten información valiosa al lector.

 

Únete a más de 80.000 clientes en todo el mundo que ya utilizan Textbroker para su estrategia de marketing.

 

¡Sí, Quiero!


Ningún artículo disponible


¿Tienes una pregunta o una opinión sobre el artículo? ¡Compártelo!

Tu dirección E-Mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Managed-Service

¿Quieres externalizar proyectos de contenido completos y recibir contenidos de calidad? ¿Te interesan otros servicios de contenido como la administración los los contenidos para tus blogs? Conoce nuestro Managed-Service y saca el mayor partido posible a nuestro paquete All Inclusive.

Solicitar presupuesto sin compromiso

Self-Service

¿Necesitas contenido adaptado a los tiempos que corren? Con el Self-Service puedes pedir tú mismo el texto que desees de una manera rápida y sencilla. Ofrecemos las mejores condiciones.

Registrarse ahora gratis

Autores

Miles de autores ganan dinero con sus textos a través de la empresa líder de contenidos. Tú mismo decides cuándo y cuánto escribir y así asegurarte unos ingresos flexibles. Descubre cómo ganar dinero escribiendo.

Registrarse ahora gratis