Skip to main content

Penalizaciones de Google

¿Cómo, cuándo y por qué te puede penalizar Google?

Leyes, normativas, ordenanzas… El mundo se rige por infinitas normas que condicionan nuestras vidas, y el ciberespacio no iba a ser menos. Si te saltas las reglas, te castigan: es una máxima universal. En el caso de Google, ignorar las guidelines para webmasters se paga con una nutrida lista de sanciones, que van desde simples penalizaciones por palabras clave hasta expulsiones de webs enteras del índice del Gigante. Independientemente del grado, las penalizaciones de Google suponen un peligro real a tener en cuenta en el mantenimiento de cualquier sitio web, principalmente porque pueden echar por tierra meses de trabajo, e incluso años.

¿Cuáles son los motivos de penalización de Google?

Cuando se trata de sanciones, el desconocimiento no exime del pago de la multa. De ahí la importancia de estar al tanto de las situaciones en las que se puede aplicar una penalización de Google:

  • Calidad del contenido. A Google no le gustan las webs con poco contenido. Tampoco le hacen gracia los sitios web con mucho contenido inútil, sobre todo si hay duplicaciones o el contenido es una excusa para saturar la web con outbound links incoherentes.
  • Stuffing. El uso de las palabras clave está directamente relacionado con la calidad del contenido, por lo que prácticas como el stuffing están incluidas como motivos de penalización en las directrices de Google para webmasters.
  • Spam. Una buena parte de los ingresos de Google procede de la publicidad, pero eso no quiere decir que le parezca bien saturar al personal con mensajes no solicitados. El spam se sanciona sin piedad, y las penalizaciones de Google por correo basura se aplican tanto si son producto de la estrategia del webmaster como si se genera debido a la actividad de los usuarios.
  • Contenido malicioso. Del mismo modo, no importa si la presencia de software malicioso es intencionada o no. Google penaliza con dureza las webs con malware.
  • Webs engañosas. Google premia la utilidad de los contenidos y la transparencia de las webs, sancionado todo tipo de estrategia que genere situaciones ambiguas o inesperadas para el usuario o los bots de búsqueda. De este modo, el cloaking o los redireccionamientos automáticos entrarían en esta categoría de penalizaciones de Google.

¿Qué tipos de penalizaciones de Google existen?

En función de la aplicación de la sanción, podemos diferenciar entre dos tipos de penalizaciones de Google. Una es automática, basada en algoritmos. La otra es manual, y la impone un trabajador de la empresa, comunicándola al webmaster a través del Search Console. Aunque la penalización afecta igualmente al sitio web, la naturaleza de la sanción (manual o automática) implica ciertos condicionantes, entre ellos la duración de la penalización y la vía pertinente para revertir la sanción:

Penalizaciones manuales

Las inspecciones personales (no algorítmicas) suelen ser motivadas por indicios de prácticas sospechosas. Si el empleado de Google decide aplicar la sanción, indicará un periodo de tiempo determinado en función de la gravedad. Lo habitual es sufrir una penalización de un mes para infracciones de perfil bajo, y de varios meses para asuntos más graves. Estos plazos se pueden reducir si el webmaster muestra una actitud proactiva y corrige los errores cometidos, aunque la decisión final de levantar la sanción está en manos de Google.

Penalizaciones automáticas

Mientras que una sanción manual se puede levantar manualmente, una penalización algorítmica solo puede revertirse con el propio algoritmo. Las penalizaciones de este tipo se realizan a través de filtros que reducen significativamente la visibilidad del sitio en los resultados de búsqueda. Es vital conocer qué algoritmo ha penalizado la web para implementar las medidas oportunas para subsanar el problema. En este sentido, no sería lo mismo verse afectado por una penalización ‘tipo Panda’ (dirigido a la optimización ‘onpage’) que por un filtro Penguin (propio de optimizaciones ‘offpage’).

¿Se pueden evitar las penalizaciones de Google?

Por mucho que nos preparemos para afrontar una penalización, siempre será mejor prevenir que curar. Eso implica seguir ciertas pautas ‘de buen comportamiento’, una suerte de código deontológico basado en consejos que el propio Google pone a disposición de los webmasters. La mayoría son acciones de sentido común, como mantener limpio el sitio web de elementos potencialmente peligrosos y molestos para los usuarios (virus, spyware, spam, anuncios invasivos…), diseñar la web pensando en la audiencia (y no en el buscador) o elaborar contenido original.

Contenidos y filtro Panda

Si hablamos de contenido de calidad y algoritmos, hablamos de Panda. Este filtro se encarga de comprobar que existe una conexión coherente entre la descripción del sitio y el contenido del mismo. Si el título de tu web no tiene nada que ver con lo que ofreces en ella, Google terminará penalizándote en cualquier momento. Lo mismo ocurre con el copy-paste puro y duro (por ejemplo, webs que reproducen noticias de otros medios), que Google equipara al plagio, por mucho que cites la fuente.

Evidentemente, se puede hacer referencia a contenido ajeno, incluyendo extractos con citas, pero siempre es preferible parafrasear. Es decir, dale tu pincelada propia, imprime tu seña de identidad en el texto, reescribe: sé original. Pero que la originalidad no te despiste. Un texto de elaboración propia no asegura un buen posicionamiento si el buscador no lo considera útil o interesante. En este caso, Panda no te penalizará, pero tampoco te ayudará a escalar puestos en las SERPs. La cuestión es aportar algo a la audiencia que no encontrará en otro lugar, ese dato o esa información, optimizando con ese toque personal que Google considere digno de ser premiado.

Conociendo el algoritmo Penguin

Todo lo que tenga que ver con el linkbuilding pasa inexorablemente por el filtro de Penguin. El ‘pingüino’ de Google está diseñado para identificar las malas artes propias de los webmasters que compran enlaces o se dejan llevar por prácticas endogámicas donde se generan círculos artificiales de links. Puede que en un primer momento, una granja de enlaces te dé resultados positivos, pero no se puede engañar a Penguin eternamente. Al final, las webs que aumentan su visibilidad mediante la construcción de enlaces son sitios con contenido original y atractivo que termina siendo enlazado de manera natural por los usuarios.

Está claro que, para Google, la autoridad es sinónimo de tráfico y referencias, pero no es una cuestión única y exclusivamente cuantificable. La autoridad no se compra ni se acuerda, se genera con buenas prácticas y aportando contenido de calidad a la comunidad. Por supuesto, la coherencia también tiene su hueco en el algoritmo Penguin. Si Panda no veía con buenos ojos la falta de relación entre el título de una web y su contenido, Penguin odia que enlaces a contenidos que no guardan relación con el tuyo. ¿Te imaginas incrustar un enlace de venta de coches en un post que habla sobre recetas de repostería? Sí, te suena raro, y Penguin lo sabe.

Resumiendo, para Google no existen los atajos para mejorar el SEO, al menos si tu intención es mantener una posición preferente a largo plazo. La visibilidad hay que ganársela con buenas prácticas, siendo honesto con tu audiencia, generando contenido de calidad constantemente y estando al día de los cambios que Google hace en sus algoritmos, que no son pocos. Y si te penalizan, siempre puedes pedir una reconsideration Request, porque Google, aunque poco, también se equivoca.


Únete a más de 80.000 clientes en todo el mundo que ya utilizan Textbroker para su estrategia de marketing.

¡Sí, Quiero!


Publicaciones similares


Ningún artículo disponible


¿Tienes una pregunta o una opinión sobre el artículo? ¡Compártelo!

Tu dirección E-Mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Managed-Service

¿Quieres externalizar proyectos de contenido completos y recibir contenidos de calidad? ¿Te interesan otros servicios de contenido como la administración los los contenidos para tus blogs? Conoce nuestro Managed-Service y saca el mayor partido posible a nuestro paquete All Inclusive.

Solicitar presupuesto sin compromiso

Self-Service

¿Necesitas contenido adaptado a los tiempos que corren? Con el Self-Service puedes pedir tú mismo el texto que desees de una manera rápida y sencilla. Ofrecemos las mejores condiciones.

Registrarse ahora gratis

Autores

Miles de autores ganan dinero con sus textos a través de la empresa líder de contenidos. Tú mismo decides cuándo y cuánto escribir y así asegurarte unos ingresos flexibles. Descubre cómo ganar dinero escribiendo.

Registrarse ahora gratis