Skip to main content

Ni másteres ni posgrados, solo duda

En Textbroker no necesitas una colección de másteres para ser un redactor de cinco estrellas o un excelente corrector, solo con dedicación lo conseguirás. En pocas palabras te proporcionamos la clave para convertirte en uno de los mejores autores y las herramientas que te permitirán lograrlo en cuanto te lo propongas. Ya lo dijo Aristóteles, «el ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona».

En Textbroker no necesitas una colección de másteres para ser un redactor de cinco estrellas o un excelente corrector, solo con dedicación lo conseguirás. En pocas palabras te proporcionamos la clave para convertirte en uno de los mejores autores y las herramientas que te permitirán lograrlo en cuanto te lo propongas. Ya lo dijo Aristóteles, «el ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona».

Cuestiona tus viejas creencias

Si diste un respingo nada más comenzar a leer, estas recomendaciones están especialmente dedicadas a ti, porque quizás aún desconozcas la correcta manera de escribir máster y su plural o que la RAE recomienda escribir solo siempre sin tilde. Es conveniente estar al tanto de las novedades académicas, repasar asiduamente las normas ortográficas y redactar con el Diccionario de la lengua española de la RAE –DRAE– a mano para resolver sin dilación las dudas, pero lo más útil es dudar. Oblígate a dudar de todo lo que no hayas comprobado hasta la saciedad, así evitarás cualquier error.

Comienza a dudar

También decía Aristóteles que «los grandes conocimientos engendran las grandes dudas», así pronto verás cómo las dudas se multiplican y acabas «felizmente» dudando de todo. Pero, ¿por dónde empezar?

– Te sorprenderá descubrir cuántos vocablos extranjeros forman ya parte del español; máster, toples y surf son algunos de ellos, aunque en América se utilice como sinónimo del primero la hermosa palabra maestría. Ante un extranjerismo innecesario es preferible inclinarse por el vocablo equivalente en español o marcarlo con cursiva si nos vemos «obligados» a utilizarlo. El neologismo es imprescindible cuando cubre un vacío, pero en caso contrario su uso denota incultura o simple imitación. Acoso, mejor que mobbing.

– Caer en las traducciones literales nos lleva a menudo a errar. En español los papeles no se juegan sino que se representan o se desempeñan, y sin embargo, qué corriente es la expresión jugar un papel, ya totalmente aceptada pero no recomendada.

– El uso de las misteriosas mayúsculas requiere una detenida visita al Diccionario panhispánico de dudas o numerosas consultas a la Fundación del Español Urgente –Fundéu–. Barroco, ya sabes, se escribe con letra inicial mayúscula o minúscula dependiendo de si nos referimos al período histórico o al estilo artístico, pero quizás has olvidado por qué se escribe islas Canarias e Islas Baleares.

– Ten cuidado con las que crees palabras sinónimas, porque algunas pueden no serlo: señalizar/ señalar, detentar/ostentar, rivera/ribera…

– Es fácil que tras modificar una palabra olvidemos revisar meticulosamente los demás elementos de la frase y cometamos errores de concordancia, pero no menos frecuente es leer treinta y un personas, este agua o los corrientes leísmos.

– Los indeseables circunloquios provocan a menudo equivocaciones, pues hacer acto de presencia no significa presentarse, por ejemplo. Abusar de los rodeos indica escaso dominio del idioma y excluye la precisión; por tanto, quizás debamos descartar en ocasiones expresiones como dar comienzo y decantarnos por comenzar o empezar.

– Duda al escribir seudónimos, símbolos, monumentos, topónimos, locuciones latinas, preposiciones que acompañan a verbos… Duda de todo.

Cómo resolver tus dudas

Además del DRAE, resulta muy práctico consultar en línea el Diccionario panhispánico de dudas o buscar recomendaciones y plantear tus cuestiones en el sitio web de la Fundéu. Además, esta fundación te enviará cada día una valiosa recomendación.

El paso hacia la excelencia

No caigas en la desidia cuando escribas, pues la corrección tiene sus recompensas y un lenguaje rico –que no ampuloso– distingue a los buenos autores. Un diccionario de sinónimos te resultará muy provechoso esos días en los que el manido finalizar acude constantemente a tu cabeza en perjuicio de acabar, terminar o concluir.

Artículo cedido por: Lvdwa

Fuente de la fotografía: Fotolia – © Pogonici


Publicaciones similares


Comentarios

138804 5. noviembre 2013 - 20:10

Fantásticos consejos.

Gracias

Responder

¿Tienes una pregunta o una opinión sobre el artículo? ¡Compártelo!

Tu dirección E-Mail no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Managed-Service

¿Quieres externalizar proyectos de contenido completos y recibir contenidos de calidad? ¿Te interesan otros servicios de contenido como la administración los los contenidos para tus blogs? Conoce nuestro Managed-Service y saca el mayor partido posible a nuestro paquete All Inclusive.

Solicitar presupuesto sin compromiso

Self-Service

¿Necesitas contenido adaptado a los tiempos que corren? Con el Self-Service puedes pedir tú mismo el texto que desees de una manera rápida y sencilla. Ofrecemos las mejores condiciones.

Registrarse ahora gratis

Autores

Miles de autores ganan dinero con sus textos a través de la empresa líder de contenidos. Tú mismo decides cuándo y cuánto escribir y así asegurarte unos ingresos flexibles. Descubre cómo ganar dinero escribiendo.

Registrarse ahora gratis